Muertes de latinos por COVID-19 siguen aumentando - Front Page Live

Muertes de latinos por COVID-19 siguen aumentando

  • 10/20/2020 10:43 am ET César Madrigal
5 videos de Voces Latinas en la lucha en contra del cambio climático

Screenshot / YouTube

Las muertes causadas por el virus del COVID-19 en los Estados Unidos en el 2020 siguen aumentando, y la población latina está siendo desproporcionadamente afectada.

Hace algunas semanas, una publicación de la Universidad de Stanford estimó que los residentes hispanos en territorio estadounidense serian de los más afectados por la pandemia, un pronóstico que lamentablemente se sigue cumpliendo.

Según estadísticas presentadas por el Laboratorio de Investigación APM en su estudio “El Color del COVID”, a mediados de agosto la población hispana estadounidense se encontraba entre las cuatro mas afectadas del país.

Según APM, uno de cada 1.500 latinos fallece por complicaciones relacionadas al coronavirus.

Si relacionamos la estadística de APM y nos basamos en las cifras del 2019, en las cuales se estimaba que 59 millones de los mas de 325 millones de habitantes de los Estados Unidos son de origen latino, el total de latinos fallecidos por causa de la pandemia sería de 40.000 personas.

El ejemplo mas ilustrativo se puede ver en el estado de Texas, en donde los latinos representan el 40% de los habitantes, pero que suman el 52% de los fallecimientos documentados por el coronavirus, sobrepasando los 4.000 muertos a la fecha de publicación de este articulo.

Los números se vuelven más aterradores cada día, especialmente cuando se toma en cuenta que en el territorio estadounidense se han reportado casi 7.5 millones de casos y mas de 210.000 muertes desde que empezó la pandemia y que dentro de esas cifras los latinos han sido uno de los grupos mas fuertemente afectados.

La dura realidad

5 videos de Voces Latinas en la lucha en contra del cambio climático

Screenshot / YouTube

Muchas personas todavía creen que el coronavirus no es causa de preocupación a nivel personal, pero es algo mucho mas real y cercano de lo que piensan, tal como fue en el caso de la familia de Johana González, quien se ha visto destrozada por la pandemia.

Joana y su esposo David son el vivo retrato de una familia hispana sufriendo los efectos devastadores de la pandemia. David ha estado en una batalla por su vida desde que comenzó la pandemia, pues no solo fue diagnosticado con COVID-19, sino que también sufre  de Cáncer de Timoma desde el 2016 y padece de Miastenia gravis, enfermedad que afecta el sistema muscular, la cual fue diagnosticada en el 2018.

Su diagnostico de COVID-19 no solo represento un golpe fuerte a nivel de salud mental y física para el, sino tambien para Johana y sus tres hijitas, las cuales vieron su núcleo familiar afectado. Pero una de las consecuencias mas difíciles del diagnostico de COVID-19 fue como impacto las finanzas familiares, llevándolos muchas veces a lo largo de los últimos meses a vivir con una incertidumbre de poder proveer sus necesidades básicas y a cuestionar si tenían suficiente dinero para comprarle comida para sus hijas.

Esta situación critica llevo a que se realizaran campañas de donación y colectas en su comunidad para ayudar a esta familia, que al igual que miles de hispanohablantes en los Estados Unidos, se ven expuestos al COVID-19 debido a que no pueden dejar de salir a trabajar y deben llevar sustento a sus hogares.

Pero el coronavirus no es la única causa de las aflicciones de esta familia, o de otras miles en  los Estados Unidos, pues hay una relación comprobada entre las muertes causadas por el coronavirus y una serie de enfermedades respiratorias preexistentes.

Estas enfermedades respiratorias preexistentes son generadas en gran parte por los altos niveles de contaminación en el aire de muchas de las ciudades estadounidenses, por lo que miles de hispanos se ven doblemente expuestos al riesgo de enfermarse a un grado mas severo con el coronavirus y hasta fallecer prematuramente.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) determinó, mediante data recolectada, que los niveles de contaminación en el aire en los Estados Unidos no ha disminuido durante la pandemia, causando una gran cantidad de muertes adicionales al mezclar ambos factores.

Esto fue confirmado por la Escuela de Salud Publica T.H. Chan de la Universidad de Harvard, la cual llego a la conclusión de que todos aquellos que vivan en áreas con mayor grado de contaminación en el aire presenta un alto riesgo de morir si contraen el coronavirus.

Si a estos factores le sumamos el hecho de que la población latina es de los grupos que mas trabaja al aire libre, particularmente en empleos relacionados con la construcción o la agricultura y ganadería comercial, lógicamente sigue que casos como el de Johana y su familia desafortunadamente se vuelvan mas comunes de lo esperado.

Hay que tomar precauciones

5 videos de Voces Latinas en la lucha en contra del cambio climático

Screenshot / YouTube

Siendo totalmente francos, la población latina en los Estados Unidos es de los grupos de habitantes más importantes y de los que más aporta al crecimiento de la economía, en gran parte gracias a su deseo de seguir adelante y superarse y de su deseo de lograr darle un mejor futuro a sus hijos, sin importar las circunstancias.

Por eso, es más importante que nunca recordar qué hay que mantener y practicar ciertos hábitos sanitarios para minimizar en la medida de lo posible la cantidad de contagios entre nuestros hermanos hispanohablantes.

De acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aun no existe una vacuna para prevenir la enfermedad, por lo tanto la mejor manera de prevenir el contagio es evitar la exposición a este virus.

El virus se propaga principalmente de persona a persona, ya sea entre personas que están en contacto cercano, principalmente mediante gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

Estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente ser inhaladas y llegar a los pulmones. Algunos estudios recientes sugieren que el COVID-19 también puede propagarse a través de personas que no presentan síntomas.

Por eso, la misma institución recomienda lavarse las manos con mucha frecuencia, con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público, o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Es obligatorio el uso del tapabocas, especialmente en lugares públicos y cuando se esta en contacto con personas que no son de nuestra burbuja social. Si es posible utilizar anteojos o caretas especiales en conjunto con el tapabocas, se aumenta de manera aun mas significativa la prevención de contagio.

Adicionalmente, debe recordar lavarse las manos antes de comer, preparar la comida o tocarse la cara como tal. De igual manera debe lavarse las manos después de ir al baño, salir de lugares públicos, e incluso después de manipular el tapabocas.

Estamos aprendiendo a conllevar esta nueva normalidad, en la cual es importante recordar que en practicar y mantener estos nuevos hábitos no solo nos estamos protegiendo a nosotros mismos si no a todos nuestros hermanos latinos, para así poder salir adelante en este tiempo de crisis con la menor cantidad posible de miembros de nuestra comunidad hispana afectados.

Otro paso importante proteger nuestra comunidad es votar por un futuro mejor para nuestros niños. Los expertos predicen que el cambio climático creará más pandemias, como COVID, que amenazarán nuestras sociedades. Debemos votar por candidatos que apoyen los planes climáticos basados ​​en la ciencia.

Necesitamos Vote Like A Madre en esta elección!

Aviso legal: este artículo patrocinado fue producido y distribuido en asociación con Latino Victory Project, en apoyo de la campaña Vote Like a Madre.

You May Also Like:

*****
Back To Front Page